La Princesa y el Gentilhombre

Un dia, una princesa, cansada de la monotonia del castillo, de las hipocresias y las falsas caricias, decidio salir a caminar por el bosque. Caminado llego a un claro donde el sol se filtraba por entre las grandes copas de los arboles y el viento silbaba suave, como un susurro. Era el hogar de un gentilhombre al que todos tenian por sabio y noble. Se sento a orillas del arroyo que cruzaba por alli y se quito las zapatillas.

El hombre sabio camino despacio detras de la doncella. Su encorvada espalda no le permita dar un mas paso mas grande a 1 codo. Caminaba despacio, sin prisa, sin temor. Su cara mostraba las marcas de años de sol y andanzas. Sin embargo mostraba pureza y felicidad.

La princesa se dio cuenta de la sombra que lentamente estaba detras de ella. Giro la cabeza y pidio disculpas por la entromicion.

-No tienes de que disculparte pequeña, el bosque estan tuyo como mio.
-Aun asi gentil hermitaño, no es cortesia entrar en los territorios de otros. Asi sea el mas grande imperio o la mas humilde casa.

Y asi, de pronto, una chispa corrio por sus cuerpos. La chispa que une a los niños con los pajaros, a los ancianos con su dios, a los vagabundos con los perros. La chispa de la confianza, de donde nace la llama de la amisdat. Platicaron de cosas pasadas y metas posteriores. De recuerdos felices y caidas.

-Joven anciano, digame ¿como hace una persona de su edad mantenese tan jovial?
-Es sencillo mi niña. Solo cierra los ojos...piensa en algun momento en el que te te sentiste plena...deja que ese recuerdo te embargue, te llene...piensa en la ultima vez que hiciste algo por el simple placer de hacerlo...recuerda el ultimo sueño placentero, ese donde volaste o reinaste...deja que esos recuerdos inunden tu ser...
Despues abre tus ojos y levantate cada mañana con la firme conviccion de que viviras ese dia como si fuera el ultimo...haz tus cosas de la manera mas agradable posible...pero no las hagas con prisa...no temas, tienes toda la vida por delante, no te apresures a vivirla...disfrutala...pon una sonriza en tu bello rostro, sal a la calle...saluda a todas aquellas personas que se crucen por tu camino...
y si note devuelven el saludo, no te sientas mal, esa persona no tiene el gozo que tu tienes...el de vivir...
Si te enojas, sacalo de la manera que mas te libere...golpea la pared o escribe...pinta o grita...pero que no sea por mas de 5 minutos...porque te envenenarias el alma...si lloras hazlo a caudales...no te arrepientas de tu humanidad...pero recuerda dos cosas: no guardes por mucho tiempo el recuerdo triste...y no todas las lagrimas son deprimentes...
Reunete de gente que vele por ti, pero que te deje caer...te ayudaran a levantarte y sabras si relamente valen la pena...No añores mas de lo que tienes, porque querras mas...pero no te conformes con poco, si no, con lo justo...
¡Ama de la manera mas entrañable, vive hoy, respira cada sentimiento, juega y rie!
Con eso, mi niña, viviras joven.

La noche caia mientras la princesa reia. Uno de los mas grandes secretos le era revelado. Se sentia dichosa y satisfecha. Habia encontrado a un amigo. Y sabia que contaba con el. Para lo que quisiera.

Regreso a palacio, donde los albureros la esperaban con la cara de afliccion pero el corazon duro. Regreso donde las personas son falsas y las mentiras abundan. Pero no olvido lo hablado con su amigo...

...asi como espero que no lo olvides tu.










...Dark Angel...

2 comentarios:

  1. Yo escribo por horas y leo por horas... ¿Será que es malo?

    A mi no me gusta la juventud.
    Bueno, más bien, no creo en el tiempo.

    Verás, como me dijeron ya, el tiempo no existe. Solo es una medida inútil.
    Lo que existe es el movimiento.

    Por eso no veo mucho la edad... excepto en los niños, por que esos no me gustan.

    ResponderEliminar
  2. que salto de sentimientos tan grande, estaba acostumbrada al gore, soledad y locura.

    ResponderEliminar