Trilogía del hombre que se encuentra solo. Capitulo I: Te Encontré.

Definitivamente tienes que darle play a la rola.

Te encontré entre viajes de sol y sueños de pescado. Entre estrellas roji-azules, elefantes de mostaza y panes congelados. Te encontré entre la noche, la basura y una bicicleta. Entre cientos de burbujas multicolores y baños de espuma de mar. Te encontré entre la risa del cabello rizado. Entre los cielos de verano, el agua submarina, los gritos de una guitarra y el cuello de la camisa. Te encontré en la selva de tu existencia. Entre finas fotografías polaroid, entre papel gastado y plumas sin tinta. Te encontré entre mi miseria. Te encontré entre mi insuficiencia. Te encontré entre mi decadencia. Te encontré entre los restos de mi conciencia. Te encontré entre muñecos rotos. Entre ropa desgastada y juegos de la infancia. Te encontré entre películas a blanco y negro. Entre butacas corroídas por ratas, entre hormigas que trabajan y entre viejas de vecindad. Te encontré mientras no te buscaba. Entre tiempo perdido, entre la vida muerta y cuadros de Alejandro. Te encontré......Dark Angel...

3 comentarios:

  1. Gracias a mi dislexia solo me pude fijar en los colores y tamaños de letra. Intentaré leerlo de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Ah, chuy...

    Caballero, me parece usted muy positivo ultimamente.

    Y me siguen encantando sus textos.

    ¿Hay algo que no le salga bien?

    ResponderEliminar
  3. Don Chuy... No pasa nada, solo enfoca un poco y dejate llevar...

    allizzia... Bien, pues, no se... no se planchar...

    ResponderEliminar