Susurro para Ana.

Ya sabes que hacer...


El tiempo se detiene.

Sientes que la mente viaja a otra galaxia. Que los sueños se transforman en mariposas de colores, grises, amarillas. Sientes la prisión de un cuerpo junto al tuyo. El calor de sus dedos sobre tu piel, del viejo vaho sabor a tabaco para pipa y café de grano.

Una piedra sobre la mesa. La misma que entro por la ventana, invitando a salir de la oscuridad, donde no hay seguridad y donde los pensamientos se diluyen entre alcohol y aguamarina. Peces de cartón. Nadando a través del mirar de tus ojos claros, tu cabello lacio y negro azabache. Ojos color jade. Piel morena.

El tiempo se detiene.


Sientes la notas de una música suave, que se oculta entre las curvas de tu cuerpo. Viajas a travez de quinientos soles, rodeada de planetas en donde cada paso representa una edad distinta. Sientes el tierno roce de un niño de 21 años, queriendo meterse entre tus anhelos. Queriendo alcanzar tus labios, besar tu frente y salir corriendo.

Capuchinos sabor miel. Vodka en tristes botellas de cristal, esperando a que la tapa salte, para poder correr sobre tu piel, recorrer tu vientre, acariciar tus muslos, bajar a tus pies y transformarse en una estatua de agua, sudor y sexo. Caminar por sobre arena, sobre sal. Quiero que duermas sobre mi regazo, viendo películas malas. Soñando con despertar en un día de sol, frió y lluvia.

Quiero que el tiempo se detenga...






...DarkAngel...

4 comentarios:

  1. Eso es demasiado romántico... I love it.

    ResponderEliminar
  2. ay pequeñito la rola y tus palabras¡¡ ufff me estremecieron a lo mas hondo de mi ser... gracias pero creo q no es para mi :( mis ojos no son claros....ups
    eres un romantico de lo peor¡¡¡ME ENCANTAS y si vamos a perdernos...

    ResponderEliminar
  3. Uyyyy es la chica no tan chica que me comentaste en mi post de cuarenta y veinte?

    ResponderEliminar
  4. allizzi...Chin!, se me hace que estoy perdiendo el toque.

    Maqui... Bueno, pues para mi son claros. Jaja y apenas empiezo...

    Diabla... Pues, algo hay de eso...

    ResponderEliminar