Diario de un Demente. Dia 2.


Gritos en mi mente. Bosques en mis manos. Se levanta la navaja durante nueve dias. Y solo queda esperar a que mi madre me grite, me perdone, me sienta, me odie.

Todo puede cambiar.

Niebla en mis pasos. Mujeres, niñas, ancianas. Mis ojos buscan la tranquilidad de acero cortando, abriendo, brotando. Viendo la transformacion, admirando el carmin, sin pensar, callando. Soñando.

Mente libre.

... 5 minutos de viaje. Cielo azul, plantas, prostitutas. Una paloma callendo en circulos, para encontrar la muerte azotandose contra el piso, brotando plumas, sangre y semen. Mi mano en el bolsillo es culpable de eso.

Risas.

Risas de la mosca parada sobre las miles de caras de mi cuarto. Cada una tiene su historia, puestas sobre hilos efimeros de un pasado de violaciones. ¡Maldito seas cabron!

Corto mi cara, deformando lo que se refleja en el espejo. Y me arrincono en un rincon, tapando mi nuca con ambas manos, esperando un bombardeo. Y lloro, porque la carne fresca que espera en cama, aun palpita...

Porque yo soy Dios. Y mi obra es perfecta...







...Dark Angel...

1 comentario: