Espera, Alma, espera...


El sol golpea sin piedad la cabeza de Alma. Ella voltea a ver el cielo y sus ojo se queman con la luz. Baja la vista y su vision se nubla y se opaca. El viento caliente, sofoca y corta la respiración. Los moscos son implacables, atraídos por el aroma dulzón de la carne en proceso de descomposición. El día soleado, la humedad seca, la tristeza y el llanto. La muerte silenciosa, siempre al acecho, mancha con sus lágrimas el maquillaje de Alma. Alma, gótica, solitaria, callada. No puede pensar en el echo de que pasea su frágil cuerpo por entre tumbas y desechos humanos, grillos y hierba alta. No siente nada, su mente se aleja, entre nubes y soles, para adentrarse en nuevos mundos donde no hay mas nubes o mas soles, donde el vació es la regla y la soledad la compañía.

Camina lentamente, casi arrastrada por el aire, escuchando las canciones de Funeral, Static Fear y I Drowned In A Stream Of Mourn
. Sus sueños se diluyen entre versos desgarrados y letras suicidas. Y mientras se arrastra, los arboles detienen su lento vaivén, los cuervos paran su vuelo. Su cuerpo no quiere seguir entre la miseria que la envuelve. A cada paso que da, su panorama siempre es el mismo. Gente que muere, niños mutilados, sueños rotos. Se sienta a un lado la lapida de Alejandro Aguilar, Vivió Rápido, Murió Joven...Y sin pensarlo, limpia un poco la suciedad de la placa, mientras platica con su seres internos, aquellos que solo salen cuando esta mas susceptible a quitarse la vida.

Adelante de Alma un entierro se lleva a cabo. Una pintora, en sus treinta, murió de una sobredosis. Sin embargo, su rostro, al igual que su ultima obra, demuestran la inminente sombra que la cubría. Una expresión de satisfacción, como si saludara la llegada de alguien esperado. Su cuadro, rescatado por su amante, muestra la monotonía y sordidez de los tonos blancos y negros, en parte grises. Pero al final, con con la ironía del destino que aveces tiene un humor muy negro, con los colores mas vivos dibuja su rostro en pleno trance, cuando el LSD hace que pases la puerta de la realidad, hacia la mágica y fantástica tierra violeta. Luces de colores, arboles que no dan frutos, sino notas musicales, sapos con caras humanas y zanahorias que devoran conejos. El mundo de lo irreal convertido al presente. Un pene que camina entre nubes color morado, con formas de senos femeninos. Grandes, firmes, pequeños, deformes. Todo tiene cabida en este mundo donde las el tiempo te pregunta la hora y el sol oculta su rostro, no por vergüenza, si no, por miedo. Aquí Karla se perdió, no encontró la salida...o, ¿acaso encontró una nueva? No se sabe, aunque su rostro parece cambiar y pese la rigidez de la muerte parece reír y sonrojarse.


Alma ve todo esto y quisiera ser ella en vez de Karla. Se imagina el calor del ataúd, la oscuridad placentera de la tapa sobre su delgado cuerpo. Imagina como seria cuando la pala levantara la tierra y suavemente cayera sobre ella, el sonido gratificante, la aplastante tranquilidad. A cada palazo un poco mas de tierra cubrirían sus heridas y callarían las voces dentro de su cabeza.


Y así Alma, sentada a un lado de la tumba de su hermano, limpia un poco mas la inscripción, derrama una lágrima, corta su dedo, la sangre roja como el vino, sale y cae y lo posa sobre "Murió". Abraza sus rodillas y esconde la cabeza, enjuaga las lágrimas y piensa en Karla y en como la muerte la saludaría, como le gustaría recibirla, en las flores marchitas y el pasto amarillo, en como le gustaría morir y cuando morir...














...Dark Angel...

4 comentarios:

  1. me gusta lo que describes con tanto detalle, es agradable que pueda ver tu sello en cada uno de los textos... sobre todo porque tocas varios temas en la mayoia de tus escritos.... pero vas por buen camino... lo principal, tu esencia no se pierde entre letras y temas

    ResponderEliminar
  2. Me quedé sin palabras. Eso simplemente es... wow...

    ResponderEliminar
  3. Orale, está chido.

    ¿soy el único que le pica al "Te parece..." de abajo?

    ResponderEliminar
  4. ...saludos Dark, como siempre tus escritos son como gotitas de lluvia fria sobre el rostro...
    felicidades!!!
    me preguntaste por que tarde tanto en escribir... si lees mis anteriores entradas hallaras la respuesta...
    ...hasta pronto...

    ResponderEliminar