Diario de un Manicomio parte 4.

Querido Diario:


Después de dos semanas por fin me han dejado salir. Estos malditos doctores me encerraron por lo del tenedor. Solamente me daban de comer pan duro y agua. Y me mojaron con una manguera. El agua estaba friísima y yo no tenia ropa. Me puse a llorar y eso no les importo. Me la van a pagar esos "doctores".

Otra cosa que se me hace raro es que mi mamá no haya venido a visitarme. Se supone que vendría la semana pasada y ni sus luces. Me da mucho miedo pensar que algo le haya pasado. También extraño mucho a mi papí. Extraño cuando me bañaba con él. Y el me enjabonaba todo mi cuerpecito. Era nuestro secretito decía. Y luego cuando llegaba mi mamá, corríamos y nos escondíamos. Salia el primero y le decía que me estaba buscando. Y después me encontraba y nos poníamos a jugar a otras cosas. Era muy lindo.

Con Amor,
Mary.



Jaja, Tengo que presumirles...Me compre un condón gigante!!!...Es de esos gorros pasamontañescos, que si los doblas y doblas y después te los pones en la cabeza se hace un condón...es demasiado divertido...





...Dark Angel...

4 comentarios:

  1. jajaja que buena onda jaja

    Zaz, la verdad que me quedé sin palabras... seguiré leyendo...

    O me quedé sin palabras por que sigo escribiendo...¿?

    Dha, no creo. Bye.

    ResponderEliminar
  2. (Ordena tus ideas Alice)
    Orale... la trama está bien matona, ese dario no se anda con mamadas.

    Y bueno, comenté para que vean que si los leo, solo que nunca se me ocurre algo bueno para comentar...

    Hay nos vermox.

    ResponderEliminar
  3. Te he agregado en http://blogsenespanol.blogspot.com/

    Espero que sigas actualizando periodicamente este buen blog.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Me encantan las cronicas del diario de un Manicomio...

    Espero pongas pronto la parte 5...

    para asi poder seguir layendo...

    ResponderEliminar