Cuando los errores propios hacen que se pierdan lazos que unen vidas…Lo siento Mora…

Alguna vez leí que jamás se deben de pedir disculpas. Y desde mi punto de vista es no es del todo verdad, ya que es arrepentirse de algo echó, lo cual nos lleva a que no estamos conformes con los propios actos y por consiguiente, no estamos bien con nosotros mismos… Es por eso que hoy, te pido una disculpa, ya que no estoy bien conmigo mismo. Me siento mal por hacerte sentir mal. Mencionaste que tú haya, toda sentida y yo ni en cuenta. Lo cierto es que hoy no puedo dormir, pensando en que escribir, en cómo decirte que en verdad lo siento. Y aunque mi mente es demasiada estúpida para recordar que fue lo que dije hace días, sé que hoy no me permite estar bien contigo. No intento justificarme, pero lo cierto es que olvido la mayoría de las cosas, aunque sean importantes o trascendentes. Y olvidar lo que me dijiste ó dije (lo siento, pero, ¡no lo recuerdo¡) me hace sentir vacio. Como un vaso, que ha rodado por una mesa y cayó, estrellándose contra el suelo, rompiéndose la boquilla y quedando fracturado para toda la vida.

No hace mucho tiempo que te conocí y no tardaste en volverte parte de mi vida, así como lo es la música y la escritura. Me has impulsado cuando lo necesite, me ayudaste en los momentos de duda y ansiedad, me diste tú mano cuando la pedí. Me señalaste mis errores en un intento por hacerme una mejor persona y me aconsejaste que era mejor para mí en determinado momento. Y aun así, olvidé lo que es importante para ti, traicionando tú amistad y perdiendo tú confianza. Y solo me queda agachar la cabeza y recibir lo que venga, sea un reproche o una indiferencia. Y esperar a que me perdones. O que no lo hagas y perder a una gran persona. Aunque anhelo que sea lo primero y me des una gran sonrisa, para así poder seguir juntos en esta gran pendiente llamada vida. Y la verdad es que no quiero perder tú amistad ni el regalo de tú presencia que me das cada día. Quiero que por una vez seas como yo, y olvides lo que dije o hice, lo sepultes en el pasado, lo quemes, lo tires y lo saques de esa cabeza tuya. Y espero que estemos bien, como lo estuvimos hace tiempo.

Creo en los errores, propios y ajenos, en los hechos en vez de palabras y en caer dos veces con la misma piedra. Creo en el perdón que se da sin ser pedido, como un regalo no merecido dado cuando menos se espera, en el orgullo y en las heridas echas, más que con golpes, con palabras. Confío en la sabiduría de la madre naturaleza, que nos permite caer para levantarnos nuevamente. Y al momento de levantarnos, nos enseña a no caer de nuevo. Desgraciadamente el ser humano es torpe, y lento para entender, se nos olvida como aprender y como amar.

Te prometo que trabajare en eso y tratare de no volverlo a hacer. Aprendo de mis errores, no tan bien como quisiera, pero lo intento. No te diré que juro que no pasara de nuevo, porque la verdad es que ni yo mismo me conozco y puedo caer más de dos veces con la misma piedra. Pero pondré todo de mi parte para que no pase de nuevo…


(Y si lo escribí es porque no se expresar lo que siento de otra manera)






…Dark Angel…

1 comentario:

  1. Te perdono |

    Jajaja, no, con esas palabras seguro te perdonan.

    ResponderEliminar